Seleccionar página

Publicado en 2016, pero llevado a cabo “empíricamente” en algunos hospitales del país desde mucho tiempo atrás, marca la necesidad de contar con una estructura organizada para SISTEMATIZAR la atención de emergencias obstétricas, desde el momento en que la paciente LLEGA buscando atención a cualquier institución de segundo o tercer nivel para PRIORIZAR su atención ante sistemas de salud usualmente sobrepasado en los servicios de EMERGENCIA por la demanda de atención y que en algunos casos no ameritan una atención “de urgencia”. En ese escenario, es necesario realizar un FILTRO rápido y EFICIENTE que permita identificar las situaciones realmente urgentes que requieren una acción INMEDIATA para salvar la vida de la paciente.

Para ello, este LINEAMIENTO TÉCNICO contempla la realización de una CLASIFICACIÓN RAPIDA (TRIAGE OBSTETRICO) para etapificar el riesgo de una paciente embarazada o puérpera, detectando aquellas que cursan una EMERGENCIA y que por lo tanto requieren una ATENCIÓN INMEDIATA (menos de 3 minutos), para lo cual se activa una alerta (CÓDIGO MATER) sonora y/o visual para el llamado en cualquier rincón del hospital, a cualquier hora, de un equipo multidisciplinario de atención integral (EQUIPO DE RESPUESTA INMEDIATA OBSTÉTRICO) cuyos integrantes (14 según el Lineamiento Técnico Vigente) desarrollan actividades específicas para la atención y resolución de la EMERGENCIA OBSTÉTRICA.

Este documento constituye una herramienta invaluable para establecer estas 3 estrategias para la atención OPORTUNA, integral y de CALIDAD en todas las pacientes con emergencias obstétricas, y que es de observancia universal (obligatoria) para todos los hospitales de segundo y tercer nivel de atención.

Los puntos más relevantes a destacar de dicho documento son:

1.-  Contempla la existencia de un ESPACIO FISICO ESPECÍFICO para el desarrollo del TRIAGE obstétrico con semaforización establecida y personal de salud a cargo,  CAPACITADO EXPROFESAMENTE PARA ESTO, independiente del servicio de urgencias.

2. Este triage se basa en 3 secciones muy específicas: Lo que VEMOS, lo que INTERROGAMOS y lo que MEDIMOS.

3. El Triage se trata de un proceso de CLASIFICACIÓN y DERIVACIÓN OPORTUNA, no de revisión y consulta médica integral.

4. El ÁREA DE TRIAGE deberá de estar claramente especificada y señalizada, de fácil acceso para los pacientes que llegan al hospital y cerca del área de choque.

5. El Triage deberá estar ESTABLECIDO y FUNCIONANDO las 24 horas de los 365 días del año.

6. El sistema de Alerta (CÓDIGO MATER) deberá de ser CLARO, DE FÁCIL ACCESO Y CAPAZ DE SER ESCUCHADO POR TODOS LOS INTEGRANTES DEL ERIO.

7.-Los 3 componentes de este sistema (Triage, Código mater y ERIO) deberán estar implementados y FUNCIONANDO las 24 horas del día los 365 días del año. Para ello, deberá normarse de manera local los “planes de contingencia” para solucionar los casos de “ausentismo” o para especificar (por escrito) las adaptaciones que cada unidad deberá hacer según sus propios recursos humanos (esto es otro de los puntos que desarrollamos y trabajamos en los talleres de capacitación al respecto).

8.- Equipos de respuesta inmediata obstétrica en TODOS LOS TURNOS, CAPACITADOS (en el Lineamiento y en el desarrollo de actividades en EQUIPO), con funciones bien especificadas y bien coordinados con los demás servicios intra y extrahospitalarios.

Áreas de oportunidad para mejorar el documento en su siguiente “actualización”:

  1. Creemos que sería muy conveniente elaborar una SECCIÓN ESPECÍFICA en dicho documento que contemple lo referente a los alcances específicos de un hospital de SEGUNDO NIVEL. Ya que en los términos actuales, el lineamiento pareciera ser solo factible de cumplirse en hospitales de TERCER NIVEL.
  2. En cuanto a la sección de TRIAGE OBSTÉTRICO:
    1. El formato actual no contempla la hora de LLEGADA de la paciente, fundamental para la autoevaluación de la efectividad del sistema.
    2. Algunos parámetros contemplan aun términos imprecisos y subjetivos (como la cantidad o severidad del sangrado.
    3. Solo contempla con 3 colores de semáforo (ROJO: emergencia, AMARILLO: urgencia calificada, VERDE: urgencia no calificada) y no hay un color para la paciente que acude a un servicio de urgencia con una NO URGENCIA. En estos últimos, el lineamiento contempla que aun estos casos, deberán recibir atención en MENOS DE 30 MINUTOS. Otros sistemas internacionales (como el del Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia) contemplan un color para la paciente que NO ES UNA URGENCIA (como la que acude a “surtir su receta” o porque “no alcanzó consulta”) y que únicamente SATURA un sistema de por sí sobrepasado muchas veces por la cantidad de pacientes.
    4. En cuanto al INDICE DE CHOQUE, creemos que es conveniente especificar que solamente ha probado su sensibilidad para los casos de CHOQUE HIPOVOLÉMICO. Una paciente con una “gripa” podría llegar con una tensión arterial “normalmente baja” y con taquicardia y por ese simple dato, clasificar como ROJO y activar un código mater “innecesario”. Sin embargo, por ahora, es conveniente SOBREESTIMAR estos casos y después “desactivar” un código mater innecesario al escenario contrario: subestimar un problema grave de salud que pudiera poner en riesgo la vida de la paciente.
    5. Creemos que el formato del triage sigue siendo excesivamente “burocrático” y puede simplificarse más para contener solo los datos ESENCIALES (¿Servirá de algo saber EN EL TRIAGE si la paciente es diabética en el momento en el que acude con un sangrado abundante por un desprendimiento de placenta?) Para ello, hemos desarrollado un FORMATO SIMPLIFICADO de triage que EN UNA SOLA HOJA, sintetiza todos los rubros y permite clasificar rápida, correcta y oportunamente a la paciente desde su ingreso. Este formato lo proporcionamos y enseñamos durante los cursos de capacitación al respecto y se ha enviado ya a las autoridades correspondientes para valorar la pertinencia de incluirlo en la “segunda versión” de este Lineamiento.
  3. En cuanto a la “Alarma”, el “Código Mater”:
    1. No se plantea un plan de contingencia en caso de que no funcione el sistema de alerta (una “ruta crítica para esto”)
    2. Pocos hospitales cuentan con la infraestructura para poder activar un verdadero “código mater” que sea capaz de ser “recibido” por todos los integrantes del ERIO, y el lineamiento no menciona “opciones” o “sugerencias” para solucionar esto.
    3. Como ya lo mencionamos, en el lineamiento no se contempla el especificar de alguna manera, el “origen” en donde se requiere la atención del ERIO (por lo que puede perderse tiempo valioso si el ERIO se dirige a urgencias y la paciente esta en “hospitalización” o viceversa.
  4. Para finalizar, en cuanto al “Equipos de respuesta inmediata obstétrica (ERIO)” podemos comentar:
    1. En el 99% de todos los hospitales existe Recurso humano INSUFICIENTE para cubrir e integrar un ERIO en CADA TURNO las 24 horas de los 365 días del año.
    2. El lineamiento no contempla la “periodicidad” en la que este equipo debe de recibir capacitaciones específicas.
  5. El lineamiento no menciona estrategias para desarrollar competencias NO TÉCNICAS como el desarrollo de habilidades interpersonales y sobre todo CÓMO TRABAJAR EN EQUIPO (En este rubro es donde más se trabaja en los talleres de capacitación)
  6. El Lineamiento NO CONTEMPLA un tipo de “alarma” diferente para cuando la alerta se active en las diferentes secciones potenciales de un hospital (urgencias, hospitalización, área de labor, etc), por lo que sugerimos que en cada uno de los hospitales, se realice una “adaptación” para que el personal pueda identificar fácilmente el lugar al que deben de acudir de manera inmediata. (Esta es una de las adaptaciones que trabajamos en los talleres de capacitación de este tipo)
  7. La experiencia ha demostrado que las alertas “de WhatsApp” no son útiles para los fines del ERIO, Pueden ser un muy buen recurso informativo y de seguimiento para los niveles “directivos” o para “segundas opiniones” pero tienen poca utilidad para los niveles “operativos” en la situación aguda de emergencia.
  8. Creemos que documento deberá ser mas enérgico al solicitar una “calendarización” con una periodicidad ya establecida (por ejemplo: un plan semestral) para el desarrollo de SIMULACROS Y SIMULACIONES de eventos críticos. Estas herramientas son muy valiosas y el mejor recurso para identificar LOS FACTORES CRÍTICOS de un proceso o procedimiento.
  9. Es necesario adicionar un “checklist” para los supervisores o responsables de los 3 procesos de manera que facilite la ejecución adecuada de todos los procesos. Una especie de “guía para el control” de cada paso. Esto es algo que trabajamos cuidadosamente en nuestros Talleres.
  10. Creemos que una herramienta tan valiosa como este LINEAMIENTO TÉCNICO, pudiera beneficiarse y potencializarse al enfatizar el aspecto de SEGURIDAD Y CALIDAD para el paciente y sus cuidadores.

Este lineamiento muestra la estrategia intrahospitalaria más importante para disminuir la morbi mortalidad materna y que debe ser seguido de forma OBLIGATORIA en hospitales de segundo y tercer nivel de atención tanto públicos como privados.

Si quieres consultar el LINEAMIENTO TÉCNICO puedes hacerlo HACIENDO CLICK AQUI

Esperamos que esta información sea de utilidad para ti y pueda ayudarte a implementar en tu hospital este sistema que literalmente “Salva Vidas” y te pedimos que nos ayudes compartiendo esta información en tus redes sociales.

Se requieres información para el desarrollo de uno de nuestros talleres en tu hospital por favor solicita información en info@condeseo.mx

 

Dr. Ramón Mendoza Mares

Dr. Heriberto Lizaola Diaz de León

Grupo CONDESEO.mx

Enviar comentario